ORGANIZACIÓN

 

 

Personal

Contamos con personal (directivos, maestros, personal administrativo y personal de apoyo) y cuya actividad directa o indirectamente atañe a la realización mejor del servicio del aprendizaje y la enseñanza.

Directores y directivos

Su trabajo estará al servicio general de la comunidad educativa, y de manera especial a los maestros que serán los agentes de influencia directa en los estudiantes; afirmamos que los directivos estarán considerados como maestros, aunque su labor, con frecuencia no se circunscribe al aula, si afecta directamente la interrelación con las personas en permanente formación. Por ello, las características enunciadas a continuación son válidas tanto para maestros como directivos:

Maestros y maestras

Son Formadores en proceso de crecimiento. Se les demanda el conocimiento del alumno y la alumna para diseñar experiencias de aprendizaje de acuerdo a sus características y en un ambiente centrado en la persona.

Son personas cuyo trabajo no es meramente informar sino ayudar al estudiante en su proceso hacia la verdad.

En el aula, son un impulso, un detonante de las habilidades y potencialidades de cada alumno y alumna. Crearán condiciones, pondrán los fundamentos, proporcionarán las oportunidades para que el alumno y la alumna puedan llevar a cabo una continua interrelación de experiencia, información, reflexión, acción.

Los docentes establecen una relación pedagógica, interpersonal, de dos sujetos que se presentan diferentes y se relacionan. Aunque el maestro y la maestra son también sujetos de aprendizaje, el sentido de la relación es el aprendizaje del alumno y de la alumna.

Los maestros y las maestras están implicados en la vida de los estudiantes y toman un interés personal por el desarrollo intelectual, afectivo, moral y espiritual de cada uno de ellos. Se requiere que conozcan el contexto concreto en el que tiene lugar el enseñar y el aprender. Respetan la intimidad de los alumnos; están dispuestos y dispuestas a escuchar sus preguntas y preocupaciones sobre el significado de la vida, así como a compartir sus alegrías y tristezas.

Tratan de vivir de modo que sirvan de ejemplo a los alumnos y alumnas y con disposición a compartir con estos sus propias experiencias de vida.

Personal administrativo y de apoyo

Son parte importante de la vida de la comunidad, ya que no hay proceso educativo sino participan en él todas las instancias y personas que la conforman (habrá de socializarse el carisma ignaciano en la vida administrativa).

Nuestros Alumnos y Alumnas

Tienen un proceso educativo en permanente formación y por ello ha de estimarse, en palabras de Ignacio de Loyola, que irán “… de bien en mejor subiendo…”, de acuerdo a las siguientes características:

 

1.-  Se forjarán una autodisciplina manifestada en un rigor intelectual serio, personas animadas a estudiar, atentas a su formación y partícipes de ella, de manera que lleguen a crecer en madurez e independencia; esto depende más de la participación activa, que de una recepción puramente pasiva. Esto incluye el estudio personal, oportunidades para el descubrimiento, la creatividad y la reflexión.

2.-  Son personas capaces de relacionarse consigo misma y con los demás; reprueban toda forma de racismo, sexismo, clasismo, xenofobia, fundamentalismo y exclusión de personas y grupos. Estimuladas a conocer y amar la verdad. Se espera de ellas una entrega completa, tratando de darlo todo.

 

 

Comunidad educativa

Ofrecemos un espacio de interacción conformado por alumnos, personal y padres de familia, donde existan igualdad de oportunidades para todos, principios de justicia distributiva y social. Implica un trabajo, en donde la actitud principal es la que ve el servicio a los demás como una realización propia.

El servicio para los demás, que se expresa, entre otras formas, en la ayuda mutua desarrollada con el aprendizaje de la disponibilidad y la servicialidad. Es un trabajo en conjunto, donde están presentes la comprensión, la convivencia social, el respeto mutuo.

La comunidad es promotora de la dignidad humana y los derechos humanos; es además profética, ya que denuncia, con su ser y actuar, las estructuras injustas de la sociedad contemporánea.

Educacion

Ofrecemos el proceso de conocimiento, vivencia y transformación en alguien o algo mejor, de la propia persona y del entorno en que se vive, facilitando por una comunidad de alumnos, personal y padres de familia.

????????????????????????????????????

Alumnos y alumnas

Tienen un proceso educativo en permanente formación y por ello ha de estimarse, en palabras de Ignacio de Loyola, que irán “… de bien en mejor subiendo…”, de acuerdo a las siguientes características:

1.-  Se forjarán una autodisciplina manifestada en un rigor intelectual serio, personas animadas a estudiar, atentas a su formación y partícipes de ella, de manera que lleguen a crecer en madurez e independencia; esto depende más de la participación activa, que de una recepción puramente pasiva. Esto incluye el estudio personal, oportunidades para el descubrimiento, la creatividad y la reflexión.

2.-  Son personas capaces de relacionarse consigo misma y con los demás; reprueban toda forma de racismo, sexismo, clasismo, xenofobia, fundamentalismo y exclusión de personas y grupos. Estimuladas a conocer y amar la verdad. Se espera de ellas una entrega completa, tratando de darlo todo.